Un abrazo reparador — educación familiar

[…] —Otra vez igual. Que le duele la cabeza —dijo, angustiada—. Y yo no me fío de él. Para mí que es una excusa para no ir al cole. Pero, ¿y si es verdad? […]

Un abrazo reparador — educación familiar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s